Encuesta

¿Porqué los cristianos se apartan del Señor?
 

Reflexiones Cristianas

Reflexiones Cristianas

Música Cristiana

Videos Cristianos

Recursos Cristianos

Artículos Cristianos

Chat Cristiano

Foros Cristianos

Nuestro Pan Diario

Textos Biblicos Cristianos

Cursos y Estudios Cristianos

Suscripción

Suscríbete:

Digita tu correo y recibe las Novedades del sitio.

Publicidad

Estás aquí Reflexiones Cristianas Reflexiones Cristianas Reflexiones Cristianas - Y Dios estaba con José
Reflexiones Cristianas - Y Dios estaba con José

Lamentablemente, hoy en día se tiende a confundir bendición con que nos vaya bien en todo, sin sufrir contratiempos. De ese modo hay quienes predican que cuando algo nos pasa es que estamos lejos de la voluntad de Dios. Si alguna enfermedad aparece, se llama al arrepentimiento, como si en todos los casos una cosa tuviera que ver con la otra. No cabe duda que Dios puede dejar que una enfermedad aqueje a alguno de sus hijos que haya extraviado su caminos, pero no siempre es la norma. Sino, estamos cayendo en el error de los amigos de Job, que tenían esta clase de teología errada acerca del por qué nos pasa lo que nos pasa. Muchas veces el dolor tiene que ver con pruebas a las que somos sometidos, que tienen como finalidad pulir nuestra fe y nuestro carácter. Otras tienen que ver con cosas que nos pasan por el pecado de otros.

Si pensáramos de la manera “algo habrá hecho” sintiendo que lo malo que nos pasa es señal de desaprobación divina, nos enfrentaremos con una dificultad enorme en el caso de José, pues en al menos cuatro ocasiones se nos menciona que “Jehová estaba con José” (2, 3, 21, 23). Era algo indudable para el mismo José ya que esa compañía no sólo tenía como correlato la bendición sobre lo que José hacía, sino que también se veía en la forma en que el esclavo se conducía. Su conducta nos deja ver que sabía muy bien que allí, en su condición de esclavo, todavía tenía que rendirle cuentas a alguien superior a Potifar.

Dios estaba con él, aún cuando los que lo miraban podrían llegar a pensar que era alguien al que Dios había castigado al ponerlo como esclavo.

Y lo mejor de todo es que no sólo José era consciente de la presencia de Dios en su vida, sino que “vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano” (vs 3) Es algo maravilloso, el que alguien que había comprado a este muchacho como si fuera una mercancía, se diera cuenta que había algo especial con él y que eso especial estaba relacionado a la relación que José tenía con su Dios. Es que cuando el hijo de Dios vive bajo la certeza de que Dios está con él y eso moldea su vida y sus costumbres, otros lo podrán observar de una manera muy nítida. En mayor medida cuando ese hijo de Dios está pasando por algún trance doloroso, como lo era la esclavitud para José.

Y cuando descendió aún más, yendo a parar a la cárcel, siendo falsamente acusado, la presencia de Dios en José era algo cierto, tanto que aún allí pudo ganarse el favor del jefe de la cárcel.

La certeza de la presencia divina transformó las cadenas y la cárcel de José en oportunidades y no en pozos de desesperación. Él podría haber renegado de su Dios, puesto que al parecer le había quitado todo, hasta su libertad. Pero, por lo contrario, José se dejó en las manos de su Dios para que Él hiciera lo que le plazca. Ver a Dios y que Dios sea visto en nosotros en medio de las pruebas más difíciles es el camino a la bendición. José fue dócil a la mano de Dios y así pudo ser bendecido a pesar de las circunstancias y pudo ser de bendición a otros.

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."